maria angeles

EL  ADVIENTO  DE  MARIA.       

¿Quién es la que ha esperado en perfección la venida del Salvador?

 LA SANTISIMA VIRGEN

La preparación de Dios a su pueblo alcanza su culmen en la Santísima Virgen, la escogida para ser la Madre del Redentor.  Ella fue preparada desde el inicio, por el Señor de una manera única y extraordinaria, haciéndola INMACULADA.

Para Dios es de gran importancia que preparemos nuestros corazones para recibir las manifestaciones de su presencia y todas las gracias que El desea regalarnos en cada momento de nuestra vida.

Imaginemos la intensidad de la fe, la esperanza y la caridad que residían en el corazón de María que lo hizo capaz de concebir en su seno al Hijo de Dios.

El adviento de la Virgen María está marcado por las tres grandes virtudes teologales: “Fe, Esperanza y Caridad”.

Tengamos presente en todo momento el modelo de María: “Mujer de esperanza que supo acoger, en su corazón,  como Abraham, la voluntad de Dios, esperando contra toda esperanza”, preparemos también nosotros nuestros corazones para recibir a Jesús,  en Noche Buena.

“Los fieles que viven con la liturgia el espíritu del Adviento, al considerar el inefable amor con que la Virgen Madre esperó al Hijo, se sentirán animados a tomarla como modelo y a prepararse, “velando en oración y cantando en alabanza para salir al encuentro del Salvador que viene”. (Paulo VI, Marialis Cultus, 3-4)

angeles1Roma, 26 de noviembre de 2015.

“SEÑOR, TE ALABARÉ 

      CON TODA MI ALMA

              Y CANTARÉ   TUS

                        MARAVILLAS”. Salmo 9,1

                         Queridas Hermanas:

             Después de un mes de haber estado compartiendo con nuestras Hermanas, primeramente en Montevideo (Uruguay), luego en Argentina y finalmente en Chile, mi querida Patria, con un corazón lleno de gratitud me dirijo a ustedes para agradecer su cariñosa acogida, sus delicadas atenciones y preocupaciones por cada una de nosotras, realmente es allí donde uno agradece al Señor por pertenecer a la Congregación de las Hermanas de la Caridad Cristiana. Pasados hermosos días de hermandad, en cada uno de los lugares que pudimos visitar, cada lugar tiene sus características propias, pero en todos los lugares nos une un ideal, “ser un alma y un corazón”. Cada vez que viajo a otras comunidades, no puedo evitar de recordar lo que nuestra querida maestra del Noviciado muchas veces nos repetía: “en su vida religiosa a la comunidad que vayan, siempre van a encontrar que cosas fundamentales: un sagrario, una cama y comida” y  a lo largo de mis años de vida religiosa he podido comprobar que esto es muy cierto.

    Durante nuestro viaje hemos podido visitar en los diferentes lugares, hermosos templos donde se venera de un modo especial la devoción a la Santísima Virgen, lo que nos deja en evidencia que Sud-América es un país muy mariano, y eso me da mucha alegría, pues María es nuestra gran intercesora ante su Divino Hijo, Jesús, en cada uno de estos lugares sagrados elevamos una oración muy especial por las necesidades nuestra Congregación y por nuestros diferentes apostolados.

    También tuvimos la oportunidad de compartir con nuestras Hermanas en cada comunidad, donde pasamos momentos muy gratos y alegres, en algunos lugares la Hermana Mary Edward, con el teclado y Hermana Angelika, con el violín nos deleitaron con hermosas melodías y también aprovechamos los momentos para entonar nuestras canciones tradicionales de la Congregación en nuestros diferentes idiomas: alemán, inglés, español, diferentes idiomas, pero una sola melodía.

    Tanto en Uruguay, como en Argentina y Chile, también tuvimos la dicha de poder compartir con nuestras comunidades educativas, en diferentes momentos en cada lugar: en la oración de la mañana, en la Santa Misa, en el compartir un desayuno, en poder disfrutar de los bailes típicos de cada país, todo esto nos ha hecho sentirnos orgullosas de nuestro apostolado y de ver como el carisma de  Madre Paulina vibra en cada comunidad Educativa.

        Después de un largo recorrido por nuestro bello país Chile, desde el domingo 25 de octubre al 03 de noviembre, visitando los diferentes lugares donde está presente la obra de Madre Paulina: desde Ancud a Santiago,  finalmente pudimos  aterrizar en San Bernardo y por qué no decir un tanto cansadas, pero plenas de momentos bellos tanto de la naturaleza que Dios nos regala, como por haber tenido la posibilidad de  compartir con nuestras Hermanas y nuestras Comunidades Educativas.

         En la Casa Madre, en San Bernardo la noche antes de nuestro regreso a los diferentes países, las Hermanas nos preparando una despedida con  varios momentos de gratas sorpresas: un power point con los diferentes bailes folklóricos, canciones interpretadas por las jóvenes en formación inicial, palabras de despedida, canciones tradicionales de la congregación y un pequeño concierto de Hermana Mary Edward en el teclado y Hermana Angelika en el violín. Después de este grato momento nos retiramos para terminar de preparar las maletas para el viaje del día siguiente.

     En este viaje la querida Hermana María del Rosario regreso con una doble misión, pues  fuera de cuidar del “rebaño de Hermanas de la Congregación” trajo consigo un nuevo rebaño, esta vez de ovejas de diferentes lugares de Chile. A continuación pueden observar estos rebaños con su “pastora”.

angeles2

angeles3angeles4a

En estos días Roma se prepara para recibir a los miles de peregrinos que llegaran de diferentes lugares del mundo para participar en el inicio del “Año de la Misericordia”. Es un maravilloso tiempo que la Iglesia nos regala para revisarnos en nuestra vida personal y comunitaria. ”Misericordia es la ley fundamental que habita en el corazón de cada persona cuando mira con ojos sinceros al hermano que encuentra en el camino de la vida. Misericordia es la vía que une a Dios y al hombre, porque abre el corazón a la esperanza de ser amados sin tener en cuenta el límite de nuestro pecado” (Bula del Jubileo de la Misericordia Nº 2).

           angeles5    Pronto iniciaremos el hermoso tiempo de Adviento: Miremos a María la mujer del Adviento, la que llevaba al Hijo de Dios en sus entrañas y pidámosle que nos ayude a vivir estos días de Adviento poniendo nuestro corazón en las manos de su Hijo para que El también nazca en cada uno de nosotros.

                Con un recuerdo de inmensa gratitud y cariño les saluda a nombre de todas las Hermanas del Consejo Ampliado.

                                                           Hermana María de los Angeles.

Roma, 05 de octubre de 2015.

Queridas y recordadas Hermanas:

           Ayer, domingo o4 de octubre hemos celebrado la fiesta de San Francisco de Asis y el Papa Francisco ha dado inicio al Sínodo sobre “La Familia” y nos pide encarecidamente que acompañemos con nuestras oraciones estos día de reflexiones y reuniones para que el Espíritu Santo los acompañe y los ilumine.

        Del 15 al 19  de septiembre se celebró aquí en Roma el “Encuentro mundial de jóvenes consagrados y consagradas” con el lema: “¡Despertad el mundo!” En este encuentro estuvieron presente   500 diferentes congregaciones religiosas y provenientes de 125 países.  Con la presencia de tantos jóvenes nos hemos dado cuenta, cuanta riqueza encierra la Vida Consagrada y cuantas esperanzas despiertan a la Iglesia y al mundo.

En nuestra comunidad de “Villa Paolina” tuvimos la dicha de acoger a nuestras novicias desde el 12 de septiembre hasta fines del mismo mes.  Estos fueron días muy especiales tanto para ellas como para nosotras, en que pudimos compartir su alegría y entusiasmo juvenil, el idioma no fue impedimento para compartir.

               Nuestras Novicias, después de su participación en este “Encuentro mundial de la Vida Religiosa” quedaron algunos días en nuestra Comunidad, donde compartieron diferentes temas que fueron preparados por la Hermana María del Rosario y cada Hermana del Generalato. Fueron días de reflexión y retroalimentación, pues cada una de las queridas Novicias participaron con sus reflexiones, sus esperanzas y sus sueños. Agradecemos al Señor esta oportunidad de poder compartir con este encantador grupo de Novicias.

              En este año hemos recibido la encíclica del Papa Francisco sobre “el cuidado de la casa común” “LAUDATO SI”. Es un documento muy valioso, especialmente para estos tiempos en que nuestra naturaleza está tan dañada por diferentes causas.  En el Nº 98 de la encíclica leemos: “ Jesús vivía en armonía plena con la creación, y los demás se asombraban: ¿“Quién es este, que hasta el viento y el mar le obedecen?(Mt 8,27). No aparecía como un asceta separado del mundo o enemigo de las cosas agradables de la vida.” También hoy Jesús nos invita  a contemplar y admirar la belleza que nos ha regalado el Padre Dios en la naturaleza. Nosotras como religiosas estamos llamadas a preocuparnos cada día por el “cuidado de la casa común”. Esta “casa común” que hoy tiene tantas necesidades ante tantas adversidades a las que se enfrenta en el día a día…violencia, guerras, divisiones, hambre, soledad, injusticias, sequías, refugiados,  persecuciones, muertes de inocentes, etc. todo lo cual daña nuestra “casa común”.

                     Unamos nuestras oraciones y sacrificios por todas por todas las las personas que necesitan de nuestro apoyo espiritual.

                         Con un cariñoso saludo, se despide su agradecida

                                                                                        Hermana María de los Angeles.

primaveraRoma, abril de 2015.

“La primavera nos recuerda que como todo en la vida, tenemos un momento para disfrutar y empezar de nuevo, con el sol llega la vida y la esperanza de un mañana mejor.”  (Victor Zegarra)         

           Queridas Hermanas: en estos hermosos días primaverales que el Señor nos está regalando, quiero compartir con ustedes  algunos acontecimientos importantes que hemos vivido aquí en Roma. El mes de abril estuvo marcado por el tiempo pascual, que nos invita a disfrutar de este tiempo maravilloso que la Liturgia nos regala en su mensaje cotidiano a través del Evangelio.

            Durante este mes el Papa Francisco nos ha comunicado la gran alegría del “AÑO SANTO DE LA MISERICORDIA” que para todos los hombres de buena voluntad tiene un momento muy especial en su historia personal y comunitaria. El Papa Francisco dice: “La misericordia es la viga maestra que sostiene la vida de la Iglesia. Sin el testimonio del perdón, sin embargo, queda solo una vida infecunda y estéril… El perdón es una fuerza que resucita a una vida nueva e infunde el valor para mirar el futuro con esperanza.” (de la “Bula de Convocación” del Papa Francisco).

             El domingo 26 de abril, fiesta del Buen Pastor y día vocacional, tuve el privilegio de poder asistir en la Basílica de San Pedro a la Santa Misa celebrada por nuestro Papa Francisco. Durante la Santa Misa el Papa Francisco revistió con el Orden Sacerdotal a 16 nuevos sacerdotes, quienes provenían de diferentes países, dos de ellos eran chilenos, uno de Temuco y otro de Coronel. Fue una ceremonia de mucho fervor y muy  emotiva, sobre todo en el momento que el Santo Padre le consagra las manos con el óleo a cada uno de estos nuevos ministros. ¡Manos Consagradas!  La verdad que al observar al Santo Padre con que cariño  acogía a cada uno de sus nuevos ministros, era como ver al mismo Cristo, enviando a sus apóstoles  a llevar a todo el mundo la Buena Nueva.

              El martes 28 de abril pude participar en el Seminario: “La mujer en la Iglesia: perspectiva en diálogo”  que organizó la Embajada de la República de Chile en conjunto con la Universidad “Antonianum”. Religiosas de los diferentes continentes compartieron  su experiencia del rol de la mujer en la Iglesia hoy y pudimos darnos cuenta que la presencia de la mujer cada vez es más relevante en la Iglesia y en la sociedad, quedando aún mucho por hacer. Se recalcó la importancia de la presencia de María en nuestra vida de consagrada. Ella fue la mujer con una gran capacidad para acoger la Palabra de Dios en su vida. Saber escuchar y acoger es tierra fértil para el futuro.

             En este Seminario, no sólo fue importante la presencia de las religiosas, sino también la de los sacerdotes, religiosos y laicos.  En la tarde trabajamos en grupo para compartir diferentes opiniones relacionadas con la importancia de la mujer en la Iglesia.

                Finalizamos el mes de abril con una solemne Santa Misa, para recordar con cariño y gratitud la Pascua de nuestra Madre Fundadora. En la tarde rezamos Vísperas solemnes donde fuimos rezando en los diferentes idiomas de esta Comunidad Internacional.

                  Es todo lo que hoy puedo compartir con ustedes, queridas Hermanas, será hasta una próxima. Bendiciones del Señor y de la Virgen.  Les saluda con cariño y gratitud.

Hna. María de los Angeles.

navidadROMA, ADVIENTO 2014.

“Ven, Señor, visítanos  con tu paz, y nos alegraremos en tu presencia con integridad de corazón”  (Is.38,3)

Muy queridas Hermanas:  Este fin de semana recién pasada hemos iniciado dos momentos muy importantes en la vida de la Iglesia, primeramente  hemos iniciado este hermoso tiempo de Adviento, tiempo que nos invita a recordar el pasado, nos impulsa a vivir el presente y a preparar el futuro y el otro momento importante es el inicio del Año a la Vida Consagrada, donde el Papa Francisco nos presenta tres grandes objetos en su Carta Apostólica que nos envió a todos los Consagrados el sábado 30 de noviembre y nos plantea tres grandes objetivos:

 1º  “ Mirar el pasado con GRATITUD”     2º  “Vivir el presente con PASION”

              3° “ Abrazar el futuro con ESPERANZA”.

              Nos espera un año de muchas gracias y bendiciones para nuestra vida como Consagrada, aprovechemos cada instancia que nos ofrece la Iglesia para crecer en nuestra entrega al Señor y a la Iglesia.

               Sin darnos cuenta ya estamos llegando al final de este año 2014 y antes que se acabe quiero compartir con ustedes, queridas Hermanas, algunos momentos especiales que he vivido en estos últimos meses. Durante los meses de Septiembre y Octubre estuve integrada en la Comunidad de las Hermanas de la Provincia del Este en Mendham con el fin de aprender inglés, idioma que no es fácil de aprender, pero traté de  hacer un gran esfuerzo para aprender, pues a mi edad no es fácil, pues las neuronas ya no son tan hábiles, después estuve 15 días en la Región del Oeste, Wilmette, creo que durante todo este tiempo algo logré, espero poder seguir cultivando mis pobres aprendizajes. Ahora entiendo mejor que nunca cuando nos sugerían que aprendiéramos inglés o alemán, les aconsejo que las que puedan aún hacerlo, lo hagan, antes que sea demasiado tarde. Este tiempo en ambos lugares fueron para mi momentos de gran vivencia de nuestro lema: ”Que todos sean uno”, la verdad que en todo momento me sentí como una Hermana más de la Comunidad. Estoy muy agradecida de todas las delicadezas que recibe de todas y cada una de las Hermanas con las cuales estuve compartiendo todo ese tiempo. En Mendham, disfruté mucho al ver el grupo de Novicias y Postulantes, estuve compartiendo con ellas un ameno recreo. Es todo lo que hoy puedo compartir con ustedes, espero en otro momento poder comentar algo más.

           Pronto celebraremos nuestra gran fiesta patronal: “Fiesta de la Inmaculada Concepción” depositemos en las manos de María, nuestra Madre todas nuestras alegrías y preocupaciones, que Ella siga cuidando de cada una de nosotras como sus Hijas predilectas. Unidas en la oración, les saluda con cariño y gratitud.

 Hna. Ma. de los Angeles.

Google Translate

English French German Italian Portuguese Russian Spanish
Go to top